miércoles, 5 de julio de 2006

Denuncia ante la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires

Denunciamos que el gobierno de Telerman viola los derechos humanos de una porción importante de la ciudad. Derechos Humanos entendidos como el derecho a una vida digna, comenzando por el derecho al trabajo, la salud, la educación, la vivienda, la alimentación adecuada, el esparcimiento, a habitar en la ciudad, a organizarse y a luchar por estos derechos humanos, sociales y políticos. Que están consagrados en la constitución de la república Argentina y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El actual Jefe de Gobierno de la Ciudad, cuando además del cargo de Vice Jefe de Gobierno asumió como Secretario de Desarrollo Social hizo anuncios ostentosos del inminente lanzamiento de un programa de asistencia social alimentaria, en aquel momento llamado “Indigencia Cero”, como parte de una serie de anuncios que parecen ser una campaña publicitaria ELECTORAL, llena de promesas de trabajo, mejoramiento de la atención de la salud pública, de los espacios públicos con una campaña también millonaria en los medios de información (televisión, radio, diarios, revistas, etc) y callejera mediante afiches que inundaron la ciudad. Telerman continúa desarrollando su campaña electoral por su elección en el 2007 en la jefatura del Gobierno de la ciudad, mientras los sectores mas postergados de la ciudad padecemos las mentiras y las causas de esas mentiras.

Aquel anuncio de “indigencia cero” se ha convertido en la Ley 1878 “Con Todo Derecho Programa de ciudadanía porteña”, que brinda una asistencia a través de una tarjeta de débito precargada para la compra de alimentos, artículos de limpieza y aseo personal y combustible para cocinar; otorgando un beneficio en pesos del 75 % de la medición del Indec para la línea de indigencia (Canasta Básica de Alimentos); es decir no hay “Indigencia Cero” en el nuevo programa.

El Programa de ciudadanía porteña que prometía ser mejor que el Programa Vale Ciudad, principalmente por el aumento del monto en pesos de la asistencia alimentaria a las familias en situación de indigencia y por que se implementa en toda la ciudad y para todos los que lo necesiten, viene demostrando su lado negativo y discriminatorio por parte del Estado de la Ciudad sobre un sector de la población doblemente discriminada por ser pobres y por ser extranjeros, parece que a Telerman y sus funcionarios solo le interesan los ciudadanos que los pueden votar por tener un DNI, por ello es que privilegian la asistencia a este sector sobre el que ejercen el clientelismo político desde el Estado a la espera del voto en el 2007 para acceder a la jefatura de gobierno de la Ciudad.

Nuestra organización ha sostenido reuniones con los funcionarios del área de Desarrollo Social donde hemos escuchado y luego de analizar este nuevo programa, en nuevas reuniones les hemos planteado las objeciones y críticas que a continuación desarrollamos:

El requisito de poseer DNI argentino de todo el grupo familiar ha dejado afuera del programa a un número importante de familias, que venían recibiendo asistencia alimentaria mediante el Programa Vale Ciudad ó el Programa de Apoyo Alimentario Directo a Familias, en forma directa por el Estado ó a través de organizaciones sociales entre las que nos contamos. Discriminando a la población extranjera de la ciudad, discriminación que consideramos xenofobia. También en menor número hay argentinos comprendidos en esta situación.

Si bien, a partir de las críticas efectuadas en las reuniones con los funcionarios, en esta etapa han incluido a familias en donde un adulto extranjero poseía DNI argentino, si en un plazo de dos meses no presentan los DNI de todo el grupo familiar, les informan que les darán de baja el beneficio de aquellos integrantes que no tengan el DNI argentino; seguramente les darán de baja el beneficio a todo el grupo familiar, como ha pasado con quienes no han presentado el certificado de escolaridad de un hijo, teniendo varios hijos de los cuales si se presentó el certificado, no le han entregado la tarjeta hasta que no regularicen la situación escolar de ese hijo y por lo tanto no gozan del beneficio y tampoco de otros beneficios alimentarios que tenían.

Las situaciones de mayor gravedad se registran en las familias extranjeras donde ningún integrante adulto tiene el DNI argentino, y con anterioridad tenían el beneficio del Vale Ciudad con el cual podían comprar en los comercios adheridos productos alimenticios frescos: carne, leche, manteca, yogur, verdura, además de productos envasados, eligiendo que comer; subsidio alimentario de mejor calidad por la posibilidad de acceder a los frescos y por un monto en pesos superior a la asistencia por medio de cajas de alimentos secos que brinda el gobierno de la ciudad. Hay un derecho adquirido que se esta vulnerando al recortarlo y retrotraerlo a la asistencia directa por el gobierno mediante el Programa de Apoyo Alimentario Directo a Familias, que entrega Cajas con alimentos secos solamente y por un importe mucho menor al Vale Ciudad.

El derecho adquirido con el Vale Ciudad que hoy le es negado a gran número de familias que han dejado de recibir del Estado este subsidio alimentario ante la situación de indigencia y pobreza por no poseer el DNI argentino.

Otro aspecto que el nuevo programa no contempla y que con el Vale Ciudad tenían las familias con hijos en estado de desnutrición ó bajo peso es el plus por un año de cincuenta pesos mensuales por hijo en esta situación. También derecho adquirido que hoy es vulnerado.

A pesar de que en las reuniones con los funcionarios hemos sostenido la crítica sobre esta situación particular, y hemos propuesto que contemplen en la Ley un período de transición para que las familias no pierdan un beneficio ya otorgado, igualmente han avanzado no teniendo en cuenta la injusticia y la ilegalidad de excluir y discriminar a quien no posee el DNI argentino.

Nuestra organización que ha venido luchando por el derecho a la alimentación de las familias en nuestra ciudad desde el año 2002, hemos planteado mas de una vez que una familia con la asistencia que recibía no podía garantizar la alimentación los treinta días del mes, siempre cuestionamos el carácter de ayuda ó refuerzo de la asistencia alimentaria, y su insuficiencia en la calidad y el monto. Ante el Programa de ciudadanía porteña consideramos una mejora sustancial en la calidad del beneficio y por lo tanto a pesar de las críticas al programa hemos difundido y orientado a las familias de los barrios donde actuamos a anotarse en el Programa de ciudadanía porteña y también a gestionar la documentación argentina mediante el Programa de la Nación Patria Grande.

Nuestra organización se encuentra incluida en el Programa de Apoyo Alimentario Directo a Familias a Través de Organizaciones Sociales, por el cual las familias de nuestro Movimiento reciben las cajas con alimentos secos del Programa del gobierno de la ciudad. Ante la situación de baja de las familias al beneficio del Vale Ciudad, hemos hecho el pedido para que las familias vuelvan a recibir aunque sea las cajas a través de la organización, a lo cual accedieron el mes pasado, pero este mes la respuesta fue que había una resolución por la cual las familias solo pueden recibir por “Canasta Familiar” es decir por entrega directa del gobierno, vulnerando el derecho a elegir y decidir que cada jefe de familia tiene y ejercía hasta la implementación del Programa de ciudadanía porteña. Resumiendo: Hay una resolución interna que vulnera el derecho a decidir de un jefe de familia a recibir la asistencia por una organización social, y se vulnera el derecho de la organización social a representar, peticionar, y asistir a las familias brindándoles la contención social que el Estado no les brinda. Así como se vulnera el derecho a organizarse de los ciudadanos.

La resolución interna a la que hacemos referencia nos ha sido comunicada verbalmente, también plantea que no hay nuevas incorporaciones al Programa “la base de datos esta congelada” en palabras textuales de los funcionarios que nos transmitieron verbalmente la nueva resolución que cuestionamos por que vulnera los derechos básicos de cualquier ser humano a decidir, a peticionar, a la alimentación, a organizarse, etc.

Reclamamos el derecho de las familias a optar por continuar ó volver a recibir los alimentos por nuestra organización, mientras no sean incluidos en el Programa de ciudadanía porteña. Ya que nuestras familias no están dispuestas a recibir el maltrato que significa recibir por “Canasta Familiar” directamente del gobierno las cajas de alimentos, ya que la entrega la realizan un día al mes durante dos horas en lugares distantes, mientras que a través de las organizaciones la entrega es un horario amplio y durante por lo menos siete días corridos, y en las sedes próximas al domicilio de las familias. El programa continúa existiendo, por ello reclamamos que continúe abierto ya que no todas las familias han sido incluidas en el nuevo Programa de ciudadanía porteña. Ya que en los barrios hay familias en situación de pobreza sin ninguna asistencia alimentaria.

La discriminación y la desigualdad también la instala el gobierno al otorgar subsidios con montos de dinero distintos y arbitrarios, a familias con la misma cantidad de integrantes y situación social. Por ejemplo: con 6 integrantes (Madre con cinco hijos menores) una cobro $290 y la otra $430; con 6 integrantes (2 adultos con 4 hijos) una cobro $445 y la otra $457; con 3 integrantes (Madre con 2 hijos menores) una cobro $101 y la otra $223; con 4 integrantes (2 adultos con 2 hijos menores) una cobro $208 y la otra $332; con 1 integrante (1 adulto) uno cobro $45 otro $80 y otro $108.

Hay familias que se han quedado sin el subsidio Alimentario, a los que el gobierno les aprobó la solicitud de inscripción al Programa de ciudadanía porteña y al concurrir a retirar la tarjeta en la fecha asignada, como no llevaron el certificado de escolaridad de un hijo teniendo varios más de los cuales si presentaron certificados, no le entregaron la tarjeta hasta que no presente el certificado faltante. Otra muestra más de la deshumanización y de la violación de los derechos humanos cometida por este gobierno. Si un hijo no asiste a clases, los demás no comen. De esta manera no se resuelven los problemas sociales, que las políticas neoliberales han instalado en el país y en la ciudad y que este gobierno continúa aplicando y profundizando, ensanchando aún mas la brecha entre los que no tienen nada y los que mas tienen.

Las familias con hijos en edad escolar deben presentar certificados de escolaridad cada tres meses, si no lo hacen, no se les otorga o se les suspende el beneficio a todo el grupo familiar. Convirtiendo el Derecho a la educación y a la alimentación en una coerción propia de punteros políticos.

A las embarazadas que no presenten certificados de embarazo no se contemplara en el cálculo del monto del subsidio, la situación. Al igual que con la situación de los que no tienen DNI, pasados los dos meses se descuenta el monto correspondiente a ese integrante. (Recuadrado en el boletín informativo trimestral de Con Todo Derecho).

Las familias que recibieron la tarjeta el 16 de mayo, en 48 horas tuvieron acreditado el importe de dinero de la primera carga, y hasta el 3 de julio no tenían acreditado el subsidio correspondiente a junio en la tarjeta, con lo cual se vulnera el acceso mensual al subsidio según lo establece la Ley, lo cual se convierte en una reducción del importe en pesos del subsidio de un 50 % si la acreditación del mismo es cada 45 días en lugar de los 30 días.

Hay familias que han recibido la tarjeta el 14 de junio que han tenido que esperar 13 días hasta el 27 de junio la acreditación del subsidio, que no se produjo a las 48 horas como en la primera entrega de la tarjeta ó como dice el Boletín informativo de 13 páginas que han entregado a cada beneficiario al momento de retirar la tarjeta en la sucursal de correo argentino. En este grupo de familias, las que tenían Vale Ciudad lo retiraron por última vez en el mes de abril, por lo tanto han tenido que soportar mas de un mes sin ninguna cobertura alimentaria.

Para solicitar información, o efectuar reclamos además del teléfono gratuito 108 han implementado el 0800-444-1484 y el 4319-2589 que figura en el dorso de la tarjeta, la atención es por demás deficiente además de deshumanizada, hay que soportar la tortura del contestador telefónico y las respuestas mecánicas grabadas en un disco, que no siempre dan respuesta a la acuciante necesidad de saber cuando se puede volver a comer, o saber porque la vecina, que son menos de familia, cobra mucho mas. No hay contención social por parte del Estado, que ha deshumanizado la atención a las familias con mas alto índice de vulnerabilidad social, que recurren a las organizaciones sociales a preguntarnos lo que lamentablemente no podemos informar.

Si se llama a estos teléfonos una respuesta grabada lo primero que informa a todos los que se comunican es la próxima fecha de acreditación del subsidio, que hasta el día 3 de julio informaba que en esa fecha se iba a producir la acreditación, y llamando el 4 de julio la información dice que la próxima acreditación será del 7 al 11 de agosto, con lo cual se puede presuponer que a los que no les acreditaron el subsidio correspondiente a julio hasta el 3 de julio, ya no lo cobrarán y tendrán que esperar hasta agosto. Es casi imposible saber cuando se acredita el dinero y cual es el importe.

Denunciamos la ausencia de políticas sociales acordes a la situación de emergencia que atraviesan miles de familias en la ciudad, y la pretensión del gobierno de recortar los subsidios en otras áreas del Ministerio de Derechos Humanos y Sociales ante el lanzamiento del Programa de ciudadanía porteña.

5 de julio de 2006

MTL Rebelde (Movimiento Territorial Liberación Rebelde)
Domicilio: Suárez 585/7, La Boca, Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Correo Electrónico: mtlrebelde@yahoo.com.ar

No hay comentarios: