lunes, 14 de febrero de 2011

Movilización por Desalojos

Comunicado de Prensa

Agradecemos su difusión
15/2/2011

El día martes a las 11 hs nos movilizamos a la Secretaría de Desarrollo Social (Pavón 1492) para exigir una respuesta para las familias desalojadas ilegalmente de Salom 432 el martes pasado y para doce familias del barrio de La Boca con orden de desalojo pendiente. Responsabilizamos a los gobiernos de la ciudad y nación por no dar una respuesta adecuada a las familias y por la falta de un plan de construcción de viviendas populares.

Contactos de Prensa
Sergio 15 5771 3018
Melisa 15 3022 0188
Romina 15 6470 2946

Agrupación PRISMA / La Pulpería / MTL Rebelde

En la ciudad de Buenos Aires son desalojadas en promedio unas diez familias por día. Se realizan en total alrededor de 5 mil desalojos por año. El avance de los desalojos en la ciudad es parte de una política habitacional marcada por el vaciamiento del IVC, la subejecución del presupuesto para vivienda y la venta de inmuebles y terrenos del estado. Su contracara es el florecimiento de grandes negocios inmobiliarios.

Se trata de una política de expulsión que fija el gobierno y el poder judicial acata. Las causas por usurpación se han multiplicado notablemente en los últimos años, impulsadas directamente por el macrismo desde las fiscalías de la ciudad.

Para muchas familias que no pueden acceder al mercado formal la alternativa ha sido el inquilinato de piezas en hoteles o pensiones en las que viven hacinadas y en precarias condiciones habitacionales y contractuales.

Hoy la vivienda propia es inalcanzable para la mayor parte de los trabajadores y los sectores medios. Y es entonces que más sectores deben incorporarse a la lucha por vivienda digna. Los exorbitantes precios del mercado inmobiliario impactan sobre los alquileres haciéndolos cada vez más caros. Incluso quienes tienen la posibilidad de acceder a un alquiler en el sector formal, deben pagar precios desmedidos y sufrir abusos en la renovación de los contratos

Los desalojos se realizan sin ninguna consideración ni solución para las familias desalojadas. En la mayoría de los casos éstas no logran volver a reubicarse en la Ciudad, y en caso de hacerlo, esto suele ser sólo transitorio. Los planes de vivienda existen sólo en forma de promesas electorales y la única “respuesta” que el gobierno ofrece a las familias que quedan en la calle es un subsidio de apenas 700 pesos (restringido a diez cuotas mensuales, en el mejor de los casos) a todas luces insuficiente, pero además sujeto a todo tipo de trabas.

Las experiencias de organización y lucha han demostrado no sólo que ésta es la única vía para resistir los desalojos o conquistar algún tipo de respuesta (subsidio habitacional unificado), sino incluso para lograr mínimas condiciones de legalidad en los desalojos

Tanto el gobierno kichnerista como el macrista no dudarán ni un segundo en desalojar a una familia de su vivienda, pero sí lo harán a la hora de construirla. Sólo la organización de todas las familias permitirá luchar por el acceso a una vivienda digna. Sólo la lucha podrá hacer que nuestros derechos se cumplan.

Agrupacion PRISMA / La Pulperia / MTL Rebelde

No hay comentarios: